Índice con imagenes

La reunión en Segovia.

Semanas después aquí vengo a contaros cómo fue nuestra última reunión (de la Sociedad Victoriana Augusta). Seguíamos con la moda de 1850-1860, osea con crinolina y como ya he comentado tenía el asuntillo de haber perdido siete kilos entre la anterior y ésta. Así que como tenía muchísimas más cosas que hacer decidí que el vestido de baile se quedaba en casa y sin reformar, que con el de luto era más que suficiente. El de luto se me quedó un pelín grande, pero no es algo que se note demasiado, así que por mi valía.

Esta vez no voy a entrar en muchos detalles, que para eso podéis leer las crónicas que se han publicado en el hilo de la reunión en Augusta; solamente diré que para mi esta ha sido sin duda la mejor reunión de todas, por varios factores, pero principalmente por el buen ambiente que hay entre todos. En Almendralejo ya se hizo notar, pero es que esta vez, al estar todos juntos en una casa rural se ha hecho aún más evidente. Risas, bromas, momentos inolvidables... Es una pena que no se refleje en las fotografías, porque pese a la imagen seria que pueda apreciarse (imagen que evidentemente buscamos puesto que nuestra intención es ser un grupo recreacionista formal y serio) en las reuniones siempre hay tiempo para el buen rollo, los chistes, las locuras, las bromas... vamos, es como un fin de semana entre amigos a los que ves unas poquitas veces al año, con el añadido de recrear una época que a todos nos gusta.

Los trajes de todo el mundo, como siempre, fueron de diez, destacando sin duda el nuevo uniforme de Sir John (aunque él insista que le falta algunos detalles que tiene que ponerle) con el que estaba muy muy elegante, también los trajes IMPRESIONANTES de Miss March, confeccionados por su madre (una artista) y bordados por ella misma (otra artista digna de admiración). El nuevo traje de Miss Potter, el de rayas, es una preciosidad, y también el que se cosió doña María, que además de tener una tela magnífica es una preciosidad. Lady Marianna también nos sorprendió con un nuevo atuendo de tarde, un traje de paseo negro y morado, que era sumamente elegante y que me encantó en todos sus detalles... Vamos, que todo el mundo estaba perfecto, como siempre, desde la ropa interior (que por desgracia no véis en las fotos, pero que es digna de ser expuesta) hasta cada detallito histórico de su vestuario.

Hicimos una visita cultural al Palacio de La Granja, donde nos atendieron estupendamente y ya por la tarde, el sábado, nos volvimos a la casa para hacer un par de talleres que no pudieron resultar mejor. Las damas aprendimos como decorar láminas de moda de la época con telas y pasamanería, una actividad que realizaban las mujeres en el XIX; y los caballeros disfrutaron de lo lindo del taller de defensa con bastón (Canne). Para cuando dio la hora de ir al salón de actos de Tizneros ya estábamos todos engalanados para el baile que ofrecíamos a los habitantes del pueblo y alrededores. Esta vez el baile fue más breve, pero no por eso menos divertido, bailamos, explicamos la etiqueta para estos casos en la época y al final de la noche nos volvimos a la casa para seguir con la fiesta a nuestra manera.

En resúmen: escuchamos un pequeño concierto de violín y la interpretación de una obra breve el viernes por la noche, el sábado de visita cultural a un Palacio Real, un par de talleres históricos, un baile... y durante todo ese tiempo buen ambiente, risas, y sobre todo, la satisfacción de estar con gente con la que estás sumamente a gusto.

Por este año se acabaron las reuniones, ahora solo queda esperar los planes para el que viene y empezar a coser. Nada más entretenido para el largo invierno que nos espera.

 Terminando los carnets de baile.

 Del brazo de Sir John.

3 comentarios :

  1. Que lindo vestido! felicitaciones!

    ResponderEliminar
  2. Espectacular, felicidades.

    ResponderEliminar
  3. Cuanto más veo las fotos, más me gusta todo :) Tus fotos con Sir John, son increíbles. Y para que decirte de las otras. Miss March se merece un fuerte aplauso pues logro un efecto realmente impresionante. Sus bordados fueron maravillosos y muy cercanos al estilo de la época. El color del vestido, era de "fashion plate" y toda ella parecía sacada de una revista como Harper´s Bazar ;) Es más, ella y Charity, con sus dos bonetes y sus vestidos, parecían sacadas precisamente de ahí :) Pero, el traje nuevo de miss Potter, me subyugó y me dio una envidia tremenda, en serio; porque yo siempre he querido un traje de rayas así desde que leía las novelitas de Sissi ;) Mi María querida se veía fresca y muy "ad hoc" para el jardín. Fue vrela y pensar en el personaje de la Dama de las Camelias cuando se va a la provincia francesa con su Armand a vivir su idílio; hasta que el padre del muchacho les "cayó" para tratar de sobornarla :(

    No he podido comentar esto y muchas cosas más en el hilo correspondiente porque no he tenido el tiempo que me gustaría para explayarme y deciros lo bien y lo contentos que os veíais. Y ahora, esperar el año que viene y sus gratas sorpresas :) Es tiempo de descansar y planear las próximas reuniones. Un beso enorme, enorme.

    ResponderEliminar