Índice con imagenes

Conjunto de viaje imperio (regencia). Primera parte.

Este es el primer proyecto del año y el primero de reproducción de una prenda de época desde que terminé el traje de verano de forma natural en 2011, así que me lo planteo con ilusión y con muchas ganas. 

Mi intención es poder vestirlo en la recreación del bicentenario de la liberación de Zaragoza que tendrá lugar los días 2 y 3 de marzo de este año. Aún no dispongo de más información, pero una vez la tenga la difundiré a través del blog por si alguno de vosotros tiene interés en ir, os puedo asegurar que seguro que merece la pena. Pues bien, la cuestión es que frío a buen seguro hace, por mucho que la temperatura allí sea siempre un par de grados por encima de la que tenemos en Logroño sigue siendo marzo. Y claro, aunque tengo algún atuendo que ponerme de ese periodo consideré que mejor me hacía algo nuevo más abrigadito por si las moscas.

Buscando spencers, redingotes, pellises, abrigos, etcétera dí con este traje que ya me había llamado antes la atención (aunque es de un par de años posteriores a la fecha a recrear). Factores que influyeron en mi decisión: que es un conjunto (spencer y falda), que llevaba tiempo deseando hacerme algo regencia en rojo y el material original es un terciopelo de ese color aunque tenga textura; también el hecho de que tenga cierto toque de estilo militar tan en boga en la época y por último que en ambas ocasiones aparece acompañado por un cuello de volantes, que es la otra parte del conjunto que quería confeccionar (quiero hacer una versión 2.0 de la chemisette que ya tengo).

©The Kyoto Costume Institute, photo by Takashi Hatakeyama
 

Investigando un poquito resultó que se trata de una pieza que pertenece al Kyoto Fashion Institute y que en su libro "Fashion" aparece sobre un vestido blanco. Como indica la web (y traduzco libremente) se trata de "una chaqueta y una falda de terciopelo texturado con vivos de cordoncillo y botones forrados el estilo husar, forrado en satén seda beige. Es esta una chaqueta corta (continúa la descripción) de mangas largas y ajustadas que cubren las manos llamada Spencer. La falda de cintura alta es del mismo material textil".

©The Kyoto Costume Institute, photo by Takashi Hatakeyama


Lo mejor es que la información sobre este conjunto no acababa ahí, buscando por la red dí con una reproducción en uno de los blogs que sigo y tengo entre mis favoritos, la versión de Sabine deKleidung um 1800, alguien para quien tendría millones de palabras de elogio porque me parece admirable al 100%, no es sólo que tenga un gusto exquisito y unas habilidades envidiables, es que además ¡cose a mano sus trajes!, ¡y que trajes!, ¡y el ambiente en las fotografías!, ¡y la investigación que hay detrás de todo cuanto hace!. Lo que digo, merece la pena pasar horas y horas leyendo su blog y admirando todos los detalles de sus fotografías... En el enlace a su blog veréis las fotografías de su versión y como indica que ella eligió para su confección seda sintética, a falta de un terciopelo asequible, lo forró con algodón blanco y usó para los botones y los vivos satén champán y crema.

También podéis ver el traje de viaje de estética militar que hizo Natalie Garbett, es otro modelo pero con la misma idea. En su caso lo confeccionó en tafetán de seda, que es un material que bajo mi criterio siempre es un acierto. Bueno, salvo en el caso de lo que yo quiero hacer que necesito algo de más abrigo. En esa entrada de su blog se puede ver cómo es la falda. Ah, este es otro blog recomendadíisimo, una profesional como la copa de un pino, tiene unas prendas increíbles y con unos acabados perfectos. 

Por ahora estoy a la espera de que lleguen las telas y de empezar con la adaptación de los patrones. En una próxima entrada os hablaré de la investigación sobre las telas apropiadas a falta de encontrar un terciopelo con una relación calidad-precio razonable, pero eso lo dejo para otro día...




11 comentarios :

  1. Tiene una pina estupenda, Charo. Y estoy segura de que lo vas a bordar, tu traje no va a tener que envidiarle nada los que nos enseñas :). Es emocionante volver a verte liada entre las telas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Bordarlo no sé, me conformo con que quede digno :) Es verdad, echaba yo de menos esto de andar liada entre telas. Un abrazo muy fuerte :*

      Eliminar
  2. Lo prometido es deuda y aquí estoy en mi casa comentándote toda emocionada acerca de tu nuevo proyecto. Me encanta la elección de modelo y del color -ya sabes que soy más que fan del color rojo-. Ciertamente es un reto realizar a lgo de tres piezas pues, por lo que leí y ví en los blogs a los que haces referencia, se trataría de una camisa, una falda y el spencer a juego. como creo que te comenté por otro sitio, el género exacto del famoso terciopelo labrado sería bastante difícil de conseguir, aunque no imposible. La tafeta y el fustán, como bien investigaste, pueden servir de buenos sustitutos. Incluso un buen paño de lana podría también servir para el caso. Aquí el asunto es que el material te convenza y cumpla con el objetivo señalado en un principio de cubrirte perfectamente del frío. Por otro, si no va cubrirte la falda los pies, debes de empezar a pensar en el calzado que sugiero sea completamente cerrado, tipo bota, para que te sientas cómoda y le des ese aire de paseo o de viaje que quieres darle :) Sobre su ejecución, no dudo, ni por un momento, que lograrás darle el matiz que deseas de indumentaria de viaje. Los vivos claros le dan la ventaja de poder combinar el spencer con un traje completo de color blanco, tal y como lo usan en la exposición del Instituto de Kyoto; sin embargo, también se me antojan los vivos y los detalles en negro, dándole una mayor seriedad -aunque coincido en que los vivos claros le dan más vida a ese rojo burdeos y hacen que el conjunto se vea más juvenil:)-. En fin, cuando te vea vistiéndolo, me daré cuenta que es un modelo perfecto para tí y lo disfrutaré horrores. Así que, ¡adelante!, no te detengas que, lo que es yo, ya estoy deseando que sea marzo para ver este proyectoi vuelto realidad. te mando un beso y un abrazo muy, muy fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Primerísimo de todo, gracias Carmen por tu comentario y la información que aportas en él, como siempre eres una fuente de conocimiento :*
      El género desde luego es complejo y caro de encontrar, pero no me preocupa demasiado, ya comento que en un próximo post (cuando llegue a mis manos la tela elegida) hablaré de que textiles pueden valer según lo que hemos ido investigando entre nosotras por si le sirve a alguien más como referencia.
      Aún no tengo claro si voy a respetar el largo de la falda original o lo voy a ampliar, no me gusta especialmente que se me vean los pies en recreación, entre otros motivos porque no los tengo precisamente pequeños. En todo caso gracias por el consejo, contaba con hacerlo así ya que tengo unos botines muy apropiados para el periodo a recrear y para el clima de esos días.
      En cuanto a los vivos... esta vez voy a respetar en lo posible los del original, es un reto conseguir que se parezca en lo posible :)
      Muchas, muchas gracias por los ánimos, espero cumplir con nuestras expectativas :) Un abrazo muy fuerte, Carmen.

      Eliminar
  3. Hola:
    Llevo siguiéndote años, ya del otro blog, casi desde el principio, con la crinolina. Nunca me atreví a dejar ningún comentario, pero las circunstancias cambian y, por fin, puedo dedicarle tiempo y algún recurso a esta afición. Aunque el Imperio no es la época que más me gusta, he de admitir que este conjunto es un amor. De primeras parece una pelisse, interesante "el engaño"...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Sofía! Gracias por animarte a comentar, me alegra leer que has sido seguidora de Cuaderno de Costura casi desde el principio y que además ahora puedes dedicarle tiempo a esta afición que compartimos. Espero que te gusten las novedades y que puedas seguir vistándome ahora que vuelvo a estar "online".
      Para mi tampoco es la mejor época de la moda del XIX, pero también es verdad que la gran mayoría de la recreación que hay "disponible" ahora mismo es de ese periodo. Lo del "engaño" es lo que me terminó de decidir, jejeje, no me apetecía tener que hacerme una pellise o un redingote y además un vestido ;)
      Un abrazo :)

      Eliminar
  4. Es hermoso el modelo, seguramente te quedará igual. El color rojo: ¡Yeah!
    Un abrazo, Jefa!

    ResponderEliminar
  5. Ya estoy deseando ver el proceso. La verdad que la pellise tiene una pinta estupenda. Espero que disfrutes de la costura.

    ResponderEliminar
  6. Me quedo con la boca abierta un palmo cuando veo estas cosas, por que a lo más que llego es a coser los botones es - más o menos - el mismo lugar en el que estaban cuando se cayeron. Bueno, y a subir un bajo de los pantalones.

    ResponderEliminar
  7. Gracias Claudia, Noelia y Concepción por vuestros comentarios. Yo también estoy deseando "meterle mano" ya al proyecto, por ahora tengo ya hecho un ridículo y espero empezar pronto a preparar las vistas encordadas para tenerlas cuando llegue la tela. Concepción, por algo se empieza ;)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Estoy segura conseguirá un resultado excelente. Ojalá pudiera verlo en directo. En cualquier caso lo que es seguro es que veré las fotos .

    ResponderEliminar