Índice con imagenes

Los mayores errores que cometen los recreadores.

Traducción del fabuloso artículo de Jennifer Rosbrugh, 
publicada con el permiso de su autora.
Para ver el artículo original acceder a través de este enlace:

Kindly reprinted with permission from Jennifer Rosbrugh, author.





La reproducción de trajes históricos es una tarea pesada. Trabajamos y nos esforzamos, sudamos, lloramos, sangramos y maldecimos, nuestra familia se pregunta por qué hacemos estas locuras por algo que vamos a mostrar al mundo sólo una o dos veces.

Esto se debe a que estamos persiguiendo ese objetivo difícil de alcanzar de escuchar: "¡Guau! Parece que acaba de salir de otro tiempo. " Lo cual es música para nuestros oídos, por supuesto.

Entonces, ¿qué es lo que nos hace fallar en conseguir ese LOOK de la época? ¿Por qué otros parecen que lo clavan, mientras que el resto de nosotros nos preguntamos en qué nos equivocamos? ¿Cómo hacemos para que nuestro guardarropa se vea con un aspecto de la época y no un disfraz?
 
Si estás familiarizado con mi artículo acerca de que no se puede ser fiable al 100% - es cierto: siempre vamos a fallar como recreadores, porque no estábamos allí cuando ocurrió la primera vez. Nuestra imagen es diferente y actuamos de un modo diferente.

En un principio, se podría decir que todo trata sobre
el ajuste, que es de gran importancia ya que sus prendas estaban hechas específicamente para ellos. No podían entrar en un Macy y comprar algo ya confeccionado.

Pero verás fotografías con ropa que no está muy bien ajustada. Trajes que se ven un poco arrugados y pobremente hechos. (Yo no creo que este sea el aspecto que la mayoría de los recreadores históricos están tratando de recrear.)

Sin embargo, hay que tener en cuenta todo lo que ha sido nuestra su vida antes de esto. Somos contemporáneos. No es como si pudíeramos decir "ahora es 1887 y quiero coser un vestido de 1887." ¡No. Es simplemente su ropa! Creo que esa es una parte muy importante de por qué perdemos el objetivo. La ropa de época no es nuestra ropa habitual de uso diario.

Aparte del hecho de que siempre nos quedamos un poco cortos, conozco varios casos en que nosotros, como modistas del siglo 21 "
dejamos caer la bola" (abandonamos) cuando se trata de conseguir el "perfecto" aspecto histórico.



1 - La silueta.

Hablo de la silueta a menudo porque aquí es donde todo comienza. Un vestido de 1880 no se parece en nada a un vestido de 1838 a causa de las formas definidas y sus líneas. Un vestido construído sobre las prendas adecuadas produce ese cuadro histórico que deseas.

Así que en la construcción de la silueta, asegúrate de que tienes TODAS las prendas adecuadas para reflejar eso. Durante la mayor parte del siglo 19, esto incluye: camisa, calzoncillos (o pololos), corsé, bajofalda (¿refajo?) (si se desea), la estructura de soporte y las enaguas.

Un corsé decente cubrirá muchas décadas. Sólo vestir uno marca la diferencia.

Lo mismo ocurre con las enaguas. ¡ÚSALOS! Por favor. (¿Puedes decir que soy una apasionada de ellos?)

Un corsé y dos enaguas te llevarán mucho más lejos en el camino hacia "el ideal" de lo que imaginas. Muchos recreadores olvidan o ignoran la importancia de empezar con una buena base.



2 - Las líneas de costura.

Las costuras colocadas con precisión pueden catapultar tu creación de "disfraz" a "ropa de época" en el tiempo que lleva encontrar tu descosedor (
corta costuras, es un símil para dar a entender que no cuesta nada encontrar este error en un traje). ¿El error más grande? No seguir la línea de costuras de la época.

Puedes ver que la costura del hombro a lo largo de 1800 va en ángulo desde el lado del cuello hacia la parte posterior del brazo. Esto es importante con fines de ajustar bien el traje en primer lugar, pero también es un signo revelador de un traje bien investigado. Las costuras rectas sobre los hombros proclaman a gritos que se trata de una confección moderna. 

¿Están tus pinzas de la cintura demasiado separadas? ¿O demasiado lejos del centro frontal? Estudia los originales y verás como te pensarás muy bien en coserlas exactamente donde dice el patrón.

No es sólo dónde van colocadas las líneas de costura sino por qué. La colocación de las costuras en las prendas de vestir de entonces tenía un propósito específico - muchas veces para seguir la línea dictada por la moda, pero también por el montaje y ajuste... que es un gran área de Fracaso Épico cuando se trata de echar abajo un look histórico creíble.



3 - El ajuste.

Todos sabemos que ajustar los patrones a nuestras figuras particulares es crucial para conseguir un look del período. Por supuesto, uno puede usar para confeccionar un traje satén poliester para hacer un fabuloso y maravilloso, diste en el clavo, vestido de 1845, que en todos los demás casos es algo simplemente espantoso, pero si su ajuste es bueno y las líneas de costura están en el lugar correcto, se verá genial.... Ya discutiremos sobre los errores de las telas en su momento.

Creo que el "perfecto" ajuste es tan difícil de alcanzar para nosotros porque tenemos la mente puesta en las fabulosas fotografías o maniquíes de museo donde están colocados los vestidos a la perfección. El vestido se llena, no hay arrugas, todo se ve perfecto. Lo mismo ocurre cuando vemos láminas de moda.

Creo que esto nos da una meta falsa.

Nos comparamos. Es nuestro punto de vista del siglo 21 de ellos. Así que cuando vemos a un recreador que tiene una figura perfecta para, por ejemplo la década de 1890, y se hace un traje de la década de 1890, nos parece brillante. Parecen tener el aspecto de estar recien salidos de una fotografía.

El Error Más Grande no consiste en evitar un período de tiempo determinado, sino en NO se tomarte el tiempo necesario para crear la silueta correcta, para elegir los elementos de la época apropiados para tu tipo de figura, además de perfeccionar el ajuste para que coincida con esas fotografías.

El ajuste requiere tiempo y a veces múltiples pruebas (mockups). Distínguete en el ámbito de la recreación de vestuario por no cometer el error de precipitarte en la fase de las pruebas y el ajuste.



4 - Las telas.

Oh, ¡la selección de la tela es el Mayor Error cuando se trata de trajes históricos! De entrada si un recreador selecciona un tafetán de nylon o un paño de poliéster, o no se utiliza el suficiente material apropiado, esa prenda de época no alcanzará el aspecto que se desea.

Por supuesto, la selección del tejido no es en absoluto una tarea fácil. La mayoría de las veces terminamos con telas demasiado pesadas. Lo hice muchas veces cuando empecé a coser ropa de época, y todavía lo hago hoy en día a pesar de mis intentos por reeducar a mi cerebro sobre lo que debe utilizar. Es sólo que no tenemos textiles que caigan de la misma manera que los originales.

Busca tejidos de calidad. Ir en la dirección de lo barato es un error histórico de los recreadores y sólo va a decepcionarte. El proyecto se convertirá en algo demasiado horrible, algo que no te hará feliz vestir y que sólo se traducirá en dinero perdido, además de un vestido que tristemente representará un sueño que alguna vez tuviste.

Para parecerse a una parte de la historia, los recreadores deben aumentar sus conocimientos en cuanto a tejidos y estar dispuestos a ahorrar para las sedas de calidad, los algodones acolchados y los linos de pañuelo.

Tu puedes fingir (simular) a veces con mezclas de lana/nylon. Sin embargo, recuerda que si simplemente quieres sacar adelante una prenda de época pero tu presupuesto no es muy alto, incluso con un grandioso ajuste de la prenda, perderás el objetivo. (Pero no te preocupes - si cometes errores seleccionando la tela, estarás acompañada por la acojedora compañía de la mayoría de los recreadores ocasionales).



5 - Adornos.
La colocación de adornos al azar no funciona. Simplemente colocando volantes de tres pulgadas en el dobladillo no se termina. Tiene que haber un propósito para ello. ¿Es para equilibrar el diseño en general? ¿Está conectado con los otros elementos de la prenda de vestir?

Adornar de una forma incorrecta o no aplicar suficiente adorno (que es probablemente forma gran parte de nuestros Mayores Errores) distorsiona el aspecto y lo vuelve de amateur. Lleva al observador a pensar: 1) que no investigaste, 2) que se te acabó el tiempo, o 3) que no tienes suficiente dinero para comprar los adornos que completan el look.

Es exactamente como no poner suficientes paneles en una falda, escatimar en los adornos no se le dará al traje el aspecto que queremos. Gran Error no darle a los adornos toda tu atención.



6 - Las proporciones.

La proporción es otro elemento de diseño que los recreadores, no necesariamente la mayoría, pero si algunos "logran". Simplemente ponen el dedo en la llaga con sus proporciones. Estamos hablando del tamaño de las prendas de soporte (crinolinas y polisones), adornos, collares y puños en relación contigo y el tamaño de TU figura.

Se trata de tener en cuenta tu tipo de cuerpo al crear el diseño y en la fase de desarrollo de los patrones. Si el enfásis está en una cintura pequeña, debes diseñar los hombros y las caderas para que reduzcan
visualmente que la cintura - no importa el aspecto que tenga realmente tu figura. La proporción viene con los elementos adecuados y los detalles del diseño.

El error más grande viene del "copia y pega" del patrón en una prenda de vestir. ¿Dónde queda la idea de que podrías tener que escalar el bolsillo o el cuello hacia arriba porque eres alta? ¿Por qué te ahogas en cuatro pliegues de caja o tu sobre falda de polisón arrastra por el suelo?

No es sólo el ajuste... El equilibrio de cada elemento de la prenda debe ser nuestro objeto de atención en su relación con todas las demás partes, a la vez que debe reflejar el período de tiempo representado.



7 - Las habilidades de costura.

Aunque la mayoría de las técnicas modernas de costura puede producir un traje histórico decente, son esos detalles, tales como el uso del sesgo para terminar los bordes o el emballenar un corpiño los que hacen que el diseño de un traje destaque.

El error aquí es que no estás desarrollando tus habilidades. La ejecución de tu técnica está siendo descuidada.

Un dobladillo cosido a máquina es un FALLO cuando se trata de vestuario histórico. NO emballenar un corpiño porque piensas que no importa porque vas a usar un corsé es una idea que hay que evitar.

La única forma de subir la calidad en sus habilidades de costura es seguir cosiendo. Seguir aprendiendo. Sigue repitiendo una y otra vez y otra vez esas técnicas y métodos que se te escapan. Un día conquistarás este Error Tan Grande... o al menos conseguirás superar el octavo grado de la clase de economía doméstica. 



8 - Accesorios.

Tu puedes tener el vestido más impresionante, con un ajuste notable y una tela fantástica, pero si se limitas a recoger estirado tu pelo en una cinta te verás mal. ¿Por qué siempre tenemos que dejar el planear nuestro peinado para el día del evento?

Y no es sólo el pelo. Es el sombrero, son los guantes, los zapatos y los pendientes.

Pero es que aquellos que parecen haber salido de un retrato, han invertido casi la misma cantidad de tiempo en la investigación sobre el cabello y los accesorios que en su vestido. Ellos saben que una cola de caballo está fuera cuestión. Usan sólo pendientes de alambre y muy poco maquillaje. Guantes de cuero adornan sus manos. Sus sombrillas no son de nylon blanco con un volante de encaje de nylon y costuras
por todas partes.

Yo creo que cualquier accesorio es mejor que no tener accesorios - dentro de lo razonable... deja tus zapatillas rosa fuerte de LA Gear en casa. De lo que estoy hablando: lleva un sombrero de paja en la cabeza con una flor prendida en él, si eso es todo lo que puedes pagar o es todo lo que tienes. Es mejor que nada. El error más grande es no tener accesorios para completar tu traje.
 

 

9 - Actitud y Comportamiento.

Un último error que los recreadores históricos comenten es el modo como actúan cuando visten su creación. Es nuestra actitud. Es la forma en como nos comportamos con nuestro vestuario. Es dar a nuestra ropa de época una inyección de etiqueta histórica.

Es un proceso en curso, sin embargo, este cambio de actitud... porque no vivimos en ese entonces. Estos trajes no son la ropa que habitualmente nos ponemos cuando nos levantamos cada día... o incluso cada fin de semana. Nosotros no hacemos eso por lo que son inusuales para nosotros. Sin emabargo nuestros hábitos y nuestro comportamiento son muy del siglo 21.

Cuando te vistes, tienes que actuar. Tienes que crear tu personaje histórico con todas sus peculiaridades para llevar tu visión a la realidad. Conviértete en ese personaje cada vez que uses tus trajes.

Presta atención a tu comportamiento. Cuida tus modales. Se auténtico. de siglo XIX.





Así que usar bellos materiales, un ajuste preciso y mantenerse en pie con la espalda recta... se trata de combinar TODOS los elementos. Tienes que hacer los suficientes proyectos de manera prolongada en el tiempo para tener una idea de cómo cae, se mueve y flota una época.

¿Cuál es el Mayor Error que comenten los recreadores históricos? Se dan por vencidos cuando la realidad no coincide con el sueño que tienen en su cabeza.

Todos estamos luchando por el "Look" de esa visión. Una buena parte de elementos tienen que unirse para producirla. Y se necesita esfuerzo. Tu no estás solo/a en esto. Todos hemos terminado cayendo muy cerca de ese traje "perfecto". Sigue avanzando y tus errores disminuirán.



¿Cuáles crees tu que son los mayores errores que cometen los recreadores históricos?




*****************************



Una vez más le doy las gracias a Jennifer, la autora del artículo, por permitirme traducirlo pero principalmente por publicarlo. En mi opinión la lectura de este texto es BÁSICA para cualquiera que quiera iniciarse en la recreación, incluso para aquellos que llevamos años en ella. Todos cometimos y cometemos estos errores, no está de más conocerlos y tratar de evitarlos para hacerlo aún mejor.

En mi opinión estos nueve puntos son muy importantes, los comparto porque creo que son una ayuda fundamental para mejorar, que sirven de aliciente y como guía. Como ya he dicho yo he cometido y cometo muchos de ellos, así que no pretendo que esto suene a pedantería ni que alguien se sienta ofendido por lo que aquí se señala. ¡Al revés! Ojalá todos podáis verlo como yo, como el camino marcado por alguien que sabe de ésto y que fundamenta sus opiniones con hechos. Os recomiendo encarecidamente que visitéis su blog, que disfrutéis de la cantidad de artículos y de información que generosamente publica... y si os véis con dificultades con el idioma aquí estoy para ayudar en la medida de mis posibilidades. Espero que para aquellos que si son bilingües la traducción no sea un insulto al idioma, jejeje, lo he hecho lo mejor que he podido, pero si véis algún error estaré encantada de corregirlo.



Again thank you to Jennifer, the author of the article, for allowing me to translate the article and especially for publish it her at first. In my opinion reading this text is essential for anyone who wants to start in the recreation, even for those who have spent years on it. All committed and commit these errors, it is worth to know them and try to avoid them to make it even better.

In my opinion these nine points are very important, because I think they share a fundamental aid to improve, they serve as an incentive and as a guide. As I said I have committed and I make many of them, so I do not mean this to sound pedantic or someone to be offended by what is said here. Backwards! Hopefully everyone can see it as I do, as the lead of someone who knows this and supporting their opinion with facts. I highly recommend you visit their blog, you enjoy the many articles and publishes information generously ... and if you see with language difficulties I am here to help in any way I can. I hope for those who are bilingual if the translation is not an insult to the language, lol, I did the best I could, but if you see any mistakes I'll be happy to correct.


12 comentarios :

  1. Ay los complementos! no hay que subestimar su poder jejeje Es una pena ver trajes maravillosos estropeados porque quien los lleva va sin sombrero, el pelo de cualquier manera o unas gafas que no pegan... Lo de las telas... bueno, está claro que si puedes ahorrar para comprar telas buenas mejor, pero disiento en que no se pueda conseguir un buen efecto con telas baratas. El forro es maravilloso para imitar satén en un vestido de noche jajajjaa vale que si alguien muy entendido lo ve de cerca apreciará la diferencia, pero queda de lo más digo XDDDD

    Olatz, lady B

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que ya lo dicen por ahí "la elegancia no está en la ropa, está en los complementos" jejeje. Tienes más razón que una santa. En cuanto al forro, un forro satén buenillo (estamos hablando de seis euros el metro todo lo más) te puede sacar de algún apuro, eso si NUNCA el forro finurrio barato que es casi tan malo o peor que la tela sintética de carnaval. Un abrazo Lady B. :)

      Eliminar
  2. Completamente de acuerdo. Hay que vestirse de dentro hacia afuera, es mejor comprarse un corsé y llevarlo en todas las décadas que no ponerse ninguno, por falta de presupuesto, las enaguas y otros soportes bajo faldas, imprescindibles. Las telas... si de calidad, pero eso es más difícil en esta crisis. Y por último los complementos hay que estudiarlos, por no decir el peinado es el todo.
    Yo tengo muy buenas intenciones, pero lo que me hace crecer y mejorar en este sentido, es ver como vosotras también crecéis y mejoráis constantemente.
    Un beso a todas mis amigas locas por estas indumentarias históricas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepa, tu tienes un básico que no se consigue con dinero: un porte fabuloso ;) Y opino como tu: lo grande de esto es aprender algo cada día, mejorar traje tras traje, animarte con las maravillas que ves hechas por otro y que te motivan a mejorar.
      Un beso para ti también y para todas las que comparten esta pasión nuestra.

      Eliminar
  3. El eterno dilema de siempre; ser, parecer... En realidad no es tan difícil al final, basta con reproducir lo que nuestros ojos ven, no lo que creemos que estamos viendo. Y en cuanto al presupuesto, pues si no podemos ir vestidos de señorones, siempre nos que da la posibilidad de ir obreros o campesinos. Es una forma tan perfectamente válida y mucho más económica.

    ¡Un besote enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu lo has dicho, no debería ser tan difícil pero como dice Jennifer a veces nos perdemos por el camino o nos desanimamos al ver que el resultado no se acerca tanto como quisiéramos.

      Y sin duda has puesto el dedo en la llaga y esto es algo que he leído antes de otras grandes recreadoras: si no puedes hacerte un supertraje de seda, raso y encajes, haz algo sencillo y bien hecho de campesina o de doncella. Te diré que Valdivia triunfó en Hoyuelos, su traje era sencillo y de doncella pero era la que más destacaba y es que además se metió en su papel totalmente con lo que hizo que lo pasáramos genial gracias a ella.

      ¡Un besazo!

      Eliminar
  4. El artículo es estupendo, muchas gracias por traducirlo. Yo creo que la recreación hay que tomársela más como un todo, tanto la investigación como el resultado. Aún asi todos cometemos errores, pero lo importante es que aprendamos de ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es, es un conjunto de detalles los que forman el resultado final. Y sin duda errores cometemos absolutamente todos porque ni vivimos en esa época, ni somos infalibles, ni por supuesto lo sabemos todo. Precisamente por eso es divertido :P
      Un abrazo :*

      Eliminar
  5. Creo que el ser recreacionista es un viaje, de ida y vuelta, al mundo de la imaginación. Para mí, es mi máquina del tiempo particular. Un ejercicio histórico que me ayuda a la comprensión de la época a la que quiero acceder de una manera mucho más lúdica que simplemente informarme y sacar mis conclusiones sobre el periodo. Eso sí, recrear es, precisamente, volver a crear y quien aspire a imitar, con absoluta perfeccción, un modo de vida que ya no existe por gente que jamás lo vivieron, ha perdido la brújula. Me explico: creo que el mayor error de los recreacionistas es querer asumir que así eran las cosas cuando no las vivimos y partimos de conocimiento que no son más que interpretaciones subjetivas de lo acontecido. Respecto a la ropa, lo único que nos quedan son imágenes. Esculturas, pinturas, fotografías que ayudan a nuestra imaginación a, ahora sí, recrear quienes eran estas personas y que vestían, más no, por desgracia, como lo vestían con rigurosa exactitud.

    Estos 9 puntos desglosados por la norteamericana Jennifer Rosbrugh, sirven perfectamente para entender que significa recrear una moda que ya no existe si no es a través de las imágenes que ella quedan, aderezada con nuestra propia visión subjetiva de lo que vemos y queremos reproducir. Hablar de líneas, figuras, autenticidad de las telas, presentación o representación corporal del logro vistiéndolo y cómo, está muy bien. Sin embargo, siempre hay algo que se nos escapa y ese algo somos nosotros mismos, los recreadores que no podemos sustraernos a una estructura de pensamiento que ya no es la que produjo las imágenes que pretendemos recrear. Podemos imitar, o tratar de hacerlo, de una manera absolutamente fiel al original; pero, para recrear solemos echar mano de nuestra imaginación y, sobre todo, de nuestras interpretaciones subjetivas que son las que finalmente se ven reproducidas con toda fidelidad, ahí si, en nuestro producto final. Me gusta el artículo porque habla con sinceridad a un público anglosajón afecto a conformarse con cualquier cosa que simplemente dé el "pego"; sin embargo, no es tan fácil, conseguir ese "look" experto que nos remite de inmediato al original del pasado. Si tratáramos de conseguir una fidelidad absoluta a la imagen original, tendríamos que empezar por escoger a un modelo que se asemeje a nosotros en estructura física y proseguir por tener una maestría indiscutible con respecto a la técnica de corte y costura que vamos a reproducir, así como la suficiente capacidad económica para conseguir los materiales exactos en nuestros trajes y accesorios. ¡Ah! y por si eso fuese poco, una vez vestidos y aderezados a cabalidad, deberíamos de imbuirnos de pensamiento imperante en la época recreada para comportarnos como uno más de los de entonces. Ciertamente, la palabra "imposible", en este caso se queda corta.

    Lo que no es imposible, es todo lo que nos aporta esta actividad del recreacionismo. Investigación fidedigna, descubrimientos y hallazgos magníficos que nos enriquece la visión que teníamos acerca de tal o cual periodo, ejercicio continuo de nuestras capacidades y habilidades manuales que suelen adormecerse y anquilosarse dentro de nuestra rutina diaria, disfrute y goce de nuestras tendencias lúdicas que nos permiten acercarnos al pasado jugando con lo que sabemos y conocemos de él. Y, por supuesto, el contacto humano que esta actividad nos motiva y propicia, ya que es muy difícil ser recreacionista en solitario sin poder compartir lo que hacemos e investigamos con otros que comprenden nuestro sueño de poder viajar hacia atrás en el tiempo.

    Gracias Charo :*)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdóname que no te respondiera antes, Carmen, lo dejé para cuando tuviera un ratito en el que explayarme a gusto y finalmente se me fue el santo al cielo (como viene siendo habitual, tristemente).

      Ella ya lo dice y yo la secundo: es imposible que recreemos a la perfección. De entrada no hemos llevado corsé desde la infancia, por lo que por mucho que nos lo apretemos no va a ser el mismo el resultado. Tampoco nos han enseñado a mantener "el porte", por tanto no nos vamos a ver tan regias ni seguras con estos trajes. Así que por mucho que tuviéramos (cosa imposible) un traje perfecto seguiríamos siendo "imperfectas" reproducciones. Pero es que de lo que se trata es de acercarse al ideal, no de llegar, intentar hacerlo cada vez mejor. Nada más.

      Pero sin duda la parte más divertida de todo esto no es vestirse (al menos en mi opinión) sino lo que indicas en tu último párrafo: el disfrute de la investigación, descubrir cosas nuevas y útiles, el proceso de construcción de cada traje y accesorio con sus errores y enseñanzas, las expectativas, los logros... Los meses de preparación previa son los mejores. Y desde luego, lo mejor de todo esto son las personas que conoces con tus mismos intereses y con quienes compartes los descubrimientos, logros y fracasos. Sin eso todo esto sería muuuy aburrido.

      Un abrazo muy muy fuerte y gracias a ti por compartir tus impresiones.

      Eliminar
  6. Madre mía que buen artículo, la verdad que mi inglés no es muy allá y os agradezco a las dos el trabajazo que habéis hecho.
    Es muy importante losp untos que comentas, y debo decir que en la mayoría de mis trajes comento varios de esos errores, pero es lo que tiene el no saber coser e ir aprendiendo poco a poco.
    Gracias, por facilitar la tarea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Me alegra que te gustase el artículo, yo encantada de ser útil y traduciroslo ;) Ya te digo que todas cometemos errores pero es lógico y es parte de lo divertido, el reto de mejorar. Con calma y paso a paso, que nadie nace sabiendo hacer las cosas y lo de hacerlo bien a la primera sólo pasa en las películas ;)

      Un abrazo y gracias a ti por compartir tu ilusión y tus creaciones.

      Eliminar