Índice con imagenes

El vestuario para Elba (Segunda parte)

El primer evento del fin de semana era una velada en el teatro, seguida por la cena en la Enoteca della Fortezza y que terminaba con un baile en la plaza de Portoferraio. Un buen comienzo para un fin de semana inolvidable. Al llegar a la isla aún no habíamos decidido cuál de los dos trajes de baile íbamos a utilizar esa noche, aunque no nos costó demasiado decidirnos. Finalmente estos dos vestidos, por su colorido y sus adornos nos parecieron los más adecuados para una velada en el teatro, y creo que la elección fue un acierto.

The first event of the weekend in Portoferraio was a theatre evening at the Teatro dei Vigilanti, followed by dinner at the Enoteca della Fortezza and a public dance at the Piazzale de Laugier. A great start for an unforgettable weekend. When we arrived to Elba we hadn’t yet decided which evening gowns we would be wearing on that first evening, although it didn’t take long for us to decide. We chose these two gowns because of their lively colours and their accessories, thinking them more appropriate for the evening’s entertainment; and I believe it was the right choice.


Primer vestido de noche: 

Evening outfit #1

Si algo tenía claro era que no iba a ser blanco y precisamente en 1814 empezó a decaer el furor que había causado vestir de este color durante años anteriores, lo que reafirmaba mi intención de elegir un color vistoso y que me supusiera algún tipo de reto. Todas hemos visto la lámina en la que se basa mi vestido, así que supongo que es fácilmente reconocible cual era la idea de base. Sin embargo, volviendo a lo que comentaba en la entrada anterior, consideré que adornarlo demasiado lo volvería excesivo para mi tamaño. Así que me decidí por un híbrido entre ese modelo y el segundo de la imagen, más sencillo y estilizado.

La experiencia con las perlas no fue tan satisfactoria como hubiera deseado, pero la buena noticia es que la próxima vez lo haré mucho mejor :) En cuanto a la confección en sí, es un vestido de satén rojo y crepé del mismo color, las perlas son de color marfil y el encaje tiene también ese tono. En un principio pensé en usar la tiara con este conjunto, pero al ponérmela el efecto me resultaba excesivo (y menos mal que el vestido no llevaba todo el adorno de perlas del original), así que gracias a que Eva llevó dos flores rojas pude llevar un adorno en el pelo apropiado y sencillo.

The one thing I was sure of was that I didn’t want it to be white. As it happens, 1814 saw the beginning of a decline in the furore for white that dominated fashion in previous years; this strengthened my resolve to choose a vivid colour and challenge my comfort zone a little. We’ve all seen the fashion plate that served as primary inspiration for my dress, so I guess it’s easy to recognize where I was coming from. However, as I mentioned in my previous blog entry, I considered that the profuse decorations of the original model would not work for my body type. So I decided to create a hybrid between that first model and the second fashion plate shown below, more simple and stylized.

My experience working with pearls wasn’t as satisfactory as I would have hoped for, but the good news is I learned a lot and will do better next time. Regarding materials, I made my dress in red satin and matching crepe; the pearls are an ivory colour, matching the lace ruffle. My initial plan was to wear this outfit with the pearl tiara (as in the portrait below) but when I tried it on the effect was a bit over-the-top (and made me feel glad I hadn’t applied all the pearl trim in the original model), so I went with a couple of red silk flowers Eva had brought with her, making for a suitably simple hair decoration.



El resto de complementos son un precioso chal de algodón bordado que confeccionó Eva para mí, con los márgenes rematados de una forma original e histórica (siento no tener una foto con mayor detalle); guantes de polipiel blancos, un abanico pintado con flores rojas regalo de Eva; un ridículo de tafetán rojo bordado en oro y con borlas igualmente en oro (hecho en el último minuto muy a mi pesar) y las zapatillas de baile de tafetán también rojo y bordadas en oro, con cintas de raso rojo. Pese a ser un prototipo, no sólo resultaron cómodas sino que, además, aguantaron más que bien las largas caminatas por el suelo empedrado de Portoferraio. Debajo podéis ver ejemplos del tipo de chal bordado, un ridículo con borlas y el tipo de zapatillas con punta que se usaban en la época.

Now onto other accessories: a pretty white embroidered cotton shawl hemmed by Eva using an original and historically-accurate stitch (I’m sorry there aren’t any close-ups); opera gloves of white faux leather; a Spanish fan hand-painted with red flowers (a present from Eva); a red silk taffeta reticule embroidered by me in golden thread and finished with golden tassels (this was a last-minute creation); and finally, entirely handmade dancing slippers of red silk taffeta, finished with leather soles and hand-embroidered in golden thread, and red satin ribbons to tie them at the ankle. Although they were a first prototype, the dancing slippers turned out to be very comfortable, and they endured the long walks along the cobbled streets of Portoferraio. Below you can see extant examples of a white embroidered shawl, a reticule with tassels and the kind of pointed-toe slippers used during that period.



El conjunto quedó muy alegre y vistoso, más de lo que estoy acostumbrada a usar y, sin embargo, estoy muy satisfecha con el resultado. Es posible que modifique un poco el vestido y que vuelva a usarlo en el futuro.

The complete outfit turned out rather cheerful and eye-catching, more than I’m accustomed to; however, I’m very pleased with the final result. I may modify the dress slightly and use it again in the future.



 Primer vestido de noche de Eva (explicado por ella):
Eva’s evening outfit #1


Mi inspiración para este atuendo y sus complementos fue la ilustración de moda que se muestra abajo, procedente del ejemplar de julio de 1813 de la revista Ackermann's Repository (serie 1, vol. 10). Se trata de un vestido formal, adecuado para una velada en los dominios de L’Empereur, aunque fuera en el exilio. Adapté el modelo a mi físico y a los materiales que pude encontrar, y no incluí el adorno plisado de la falda. El amarillo no me favorece, así que fue una suerte encontrar este satén de buen grosor y caída en un tono de verde muy popular durante esta época, y que se encuentra en muchas ilustraciones de moda. Los adornos son de encaje de Guipur y todas las costuras visibles están hechas a mano. Mi madre y mi hermana me echaron una mano cosiendo partes del encaje de Guipur.
 
My inspiration for this outfit was the fashion plate shown below from the 3rd July issue of Ackermann's Repository, Series 1, Vol 10. This is a full dress, formal enough to be worn while following in the footsteps of L’Empereur, exiled as he was. I adapted this model to the demands of my more rotund frame and the materials available to me, and I left out the pleated trim on the
skirt. Yellow doesn’t suit me, so I was quite lucky to find a satin fabric with good weight and drape in a shade very close to the popular Paris green of the time. The trimmings are of Guipure lace and all visible seams are hand sewn. My mother and sister gave me a hand in applying the Guipure lace. 



Mención especial merecen las maravillosas zapatillas de baile que Charo me hizo totalmente a mano en satén de seda color champán, con suela de cuero y atados con cintas de satén a tono. Sin ellos, un vestuario tan formal y de moda no habría estado completo, para mí son un regalo de un valor incalculable por su elegancia y autenticidad.
 
I’d like to draw special attention to the wonderful dancing slippers Charo made for me entirely by hand in silk satin of a champagne shade, with leather soles and matching ribbons to tie at the ankle. Without them, such a formal and fashionable outfit would have been incomplete; they’re an invaluable gift to me, so elegant and authentic. 

La ropa interior consta de: camisa de algodón sin mangas adornada con remates a mano en forma de concha; corsé largo a medida, medias de seda mate y enagua de tirantes de gasa con falda de doble capa y tira bordada en los tirantes, cinturilla y ambos dobladillos. Fue una pesadilla hacer la enagua por lo mucho que resbalaba la tela, pero mereció la pena el sufrimiento, puesto que le da el soporte justo a la falda, sin añadir volumen no deseado a este estilo de vestido con más caída.
 
The underpinnings consisted of: a sleeveless cotton chemise decorated with shell-shaped hem stitches at neckline, armholes and hem; my bespoke long corset; matte-finish white silk stockings; and a double-layered petticoat of silk gauze trimmed with bands of broderie anglaise at shoulder straps, waist and both hems. The petticoat was a nightmare to make, the fabric was so slippery! But it was worth the pain in the end, as it gave the right amount of support for the skirt without adding any undesired bulk to this sleeker style. 

Como accesorios, llevé un turbante de la misma tela que el vestido que Charo me colocó con mucha pericia, sobre una peluca con un recogido parcial. El tocado iba adornado con un broche original eduardiano, que compré hace años en Portobello Road, y dos plumas de avestruz que me regaló Charo. El efecto final era algo más neoclásico que lo que estaba de moda en esta época, pero quedó muy favorecedor (y lo cierto es que me quedé sin tiempo para hacer un tocado de moda 1814, cosas que pasan). También llevé un chal de algodón blanco bordado, guantes largos de polipiel, abanico blanco, un ridículo de seda blanca con estructura de encordado y adornos de brocado, cintas y borla, y las perlas de mi abuela, que me hizo mucha ilusión lucir.

As accessories, I wore a turban cut from the same fabric of the dress, which Charo dexterously tied on my head over a partially-styled wig. We completed the headdress with an original Edwardian brooch I purchased years ago in Portobello Road, and a couple of white ostrich feathers Charo gave me. The overall effect of the turban was bit more neoclassical than was fashionable in 1814, but I thought it looked really nice on me (and the truth is I ran out of time to make a more elaborate turban from this decade; such is life). I also wore a white embroidered cotton shawl, long gloves of faux leather, a white Spanish fan, a white silk reticule trimmed with brocade, bows and a tassel, and my grandmother’s pearls, which I was very excited to wear. 

Estoy tremendamente agradecida a Charo por hacerme y regalarme esas preciosas zapatillas de baile, con las que me sentí como una auténtica aristócrata. Y también por enfrentarse con valor a la nada despreciable tarea de atarme el turbante, que quedó absolutamente genial.

I’m tremendously grateful to Charo for my lovely dancing slippers; wearing them really made me feel Bon Ton. And also for tackling the daunting task of tying my turban, it turned out great!

10 comentarios :

  1. Maravillosas las dos. Colores muy alegres, que a mi me gustan mucho. Detalles muy interesantes y bien conseguidos, y como ya os dije en las fotos.....enhorabuena !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias Lourdes! Un abrazo.

      Eliminar
  2. ¡Que entrada tan maravillosa e increíble! En serio que mereció mucho la espera. No solo está bien explicado sino que las fotografías son muy "ad hoc". Solo dos observaciones: Charo, el rojo te sienta fenomenal y te animo a que lo sigas usando ya que te aporta lo que tan bien trasmites que es vitalidad y entusiasmo. Y Eva, aunque el uso de los turbantes decayera un por esos años del exilio napoleónico, no significa que no los usaran, ¡al contrario!, el turbante, desde su aparición, siempre ha sido un tocado muy socorrido por su versatilidad y acoplamiento a la figura. Ese turbante te dio una imagen fresca y muy de la época. Puedo deciros sin ningún empacho que eráis las mejor trajeadas de toda la isla pues la profunda investigación previa que habéis hecho antes de poneros a coser, se nota en estas imágenes que son el mejor de todos los botones de muestra.

    Os mando un beso y un abrazo gigantesco a ambas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Carmen! Me apunto tu consejo para cuando vuelva a plantearme de qué color vestirme ;) Eva estaba PRECIOSA con ese turbante, el color le sienta de maravilla y el turbante en sí le favorece un montón. Gracias por el piropazo, eso es porque nos quieres bien :) Un abrazo muy muy fuerte.

      Eliminar
  3. Madre mía, que preciosos los dos. Los colores que habéis elegido me gustan muchísimo, y debo decir que los zapatos rojos son una pasada.
    Enhorabuena a las dos.

    ResponderEliminar
  4. Esto es maravilloso! ME encanta que hagas estos vestidos tan bonitos. Que no se pierda tu arte!

    ResponderEliminar
  5. That red dress is amazing! I have never seen a red regency gown before, but yours is really... Regency! And, by the way, I love your hairstyle. You have so beautiful hair!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thank you so much, Sio!
      There were many red dresses at the time, but we're more used to seeing the whites, who were also fashionable. Hahaha, thank you but it's not my hair, it's a wig ;)
      Thanks for the comment, best regards from Spain

      Eliminar